Mi cuerpo no pidió tu opinión

NiUnaMenos2018.jpg

Por Samanta Alsono

Se cumplen 4 años del histórico #NiUnaMenos, por lo cual este 4 de Junio volvemos a salir a la calle todas las mujeres para alzar la voz por todas las que ya no están.

El desafío que transita el feminismo cada año es poder visibilizar distintas cuestiones que nos atraviesan y condicionan. Es decir, no sólo hablamos de femicidios, sino que, a lo largo de cada marcha, fuimos sumando distintos debates que nos interpelan.

Hablemos de estereotipos ¿qué dicen los medios de mí? ¿Cuál es la construcción de los cuerpos? ¿Cómo nos influye?

Salimos a la calle a la mañana y vemos publicidades con cuerpos delgados. Entramos a una red social y nos ofrecen tener “el cuerpo del verano” en un mes. En una charla informal en la oficina, hablamos sobre alguna crema mágica para nuestras celulitis. Nos acostumbramos a vivir nuestra rutina pensando cómo lograr entrar en la norma. Nos sentimos culpables por la medialuna de más en el desayuno o por no ir un día al gimnasio. Y si no conseguimos ropa, es nuestra culpa, obvio, por no cumplir a rajatabla la dieta. Porque eso hicieron con nosotras, disciplinarnos, quieren todo el tiempo amoldarnos a un solo tipo de corporalidad y hacernos sentir culpable si estamos fuera.

Es absurdo pensar que hay un solo tipo de canon absoluto y verdadero. No deja de ser una agresión hacia nuestros cuerpos. El capitalismo nos hizo esclavas de la industria de las dietas y del fitness. No podemos tener soberanía sobre nuestros cuerpos, estamos condicionadas, con todo lo que afecta esto a nuestro autoestima. Por eso, te invitamos a aceptar y vivir nuestros cuerpos tal y como son. Porque en lo diverso, está lo bello.

Desde AnyBody marchamos para decirle al sistema ¡Basta de fomentar el odio corporal! Los estándares de belleza también son violencia machista.

Do you like this post?
Firma nuestra peticion Bajate la guia en PDF