La Belleza ¿Tiene que doler?

Image_by_Peter_Forret.pngPor Erika Vértiz de Razones de Peso y Cuerpos en Peligro México

"Dime, oh Dios, si mis ojos, realmente, la fiel verdad de la belleza miran; o si es que la belleza está en mi mente, y mis ojos la ven doquier que giran" ~Miguel Ángel Buonarroti

Hace un par de días en un programa de Radio, hablaban sobre lo difícil que es mantenerse bella. Martha Debayle, la conductora, decía que era un trabajo de tiempo completo y relataba como las modelos y otras personas del medio artístico invertían gran parte de su tiempo e ingresos en tratamientos, operaciones, cremas, vestuario y demás con el fin de lucir impecables. 

¿Tendrá que ser la belleza tan costosa y dolorosa? Para responder esta pregunta quiero empezar por definir qué es Belleza. ¿Es acercarse al estereotipo? ¿Es seguir todos los tratamientos, dietas y ejercicios que se sugieren? ¿Es verse más joven? ¿Es ser más atractivo para el sexo opuesto?

Según la definición de la Real Academia Española, Belleza se define como, “Propiedad de las cosas que hace amarlas, infundiendo en nosotros deleite espiritual. Esta propiedad existe en la naturaleza y en las obras literarias y artísticas.” 

Con esta definición me queda más claro que cualquier cosa o persona a la que podamos amar y que nos proporcione deleite es “bella”. Entonces, ser bella(o) no tendría nada que ver con una comparación con un ideal de belleza o con un estereotipo. De hecho, a mi mente Frida Kahlo, tan lejos del estereotipo de belleza y tan amada, tanto en persona como en su obra, por hombres y por mujeres. ¿Qué tan cierto es que el estereotipo nos influye en nuestra percepción de belleza? La empresa Lexia en el mismo programa que les refiero al principio, comparte un estudio en donde dice que la mayoría de las mujeres mexicanas no se ven identificadas con los estereotipos que se reflejan en la publicidad.  Entonces ¿qué pasará? ¿nos dejaremos de sentir bellas (os) al sentir el ideal tan lejos de nosotros o simplemente al verlo tan lejano nos damos cuenta que no es para nosotros y renunciamos a éste?

Otra cualidad a la que se asocia la Belleza es a la juventud y a la constante supervisión para luchar contra los signos de deterioro. Esto también lo cuestiono con el ejemplo de aquellas mujeres del movimiento feminista que han sido acérrimas enemigas lo que se promueve en la industria de la belleza y de la cosmética. Son mujeres que han trabajado por el derecho a su propio cuerpo y sus manifestaciones. Ellas, aunque nunca sometidas a tratamientos anti - edad o cirugías, irradian Belleza en su persona, en su discurso, en sus escritos y en sus obras cotidianas. Me refiero a mujeres de la lucha feminista como Gloria Steinem, Susie Orbach, Luise Eichenbaum, Naomi Wolf por mencionar a algunas. Son aquellas mujeres que con solo una palabra irradian luz y no podemos más que amarlas, escucharlas o seguirlas con deleite espiritual. Luego entonces, la Belleza no tiene que ver con el estereotipo, tampoco tiene que ver con las soluciones cosméticas que nos venden por todas partes, que nada tienen que ver con el auto- cuidado. Quiero hacer esta aclaración, pues muchas veces se confunde el auto - cuidado básico y amoroso que damos a nuestros cuerpos con medidas extremas y costosas que más allá de hacerle un bien a nuestro cuerpo lo invaden, lo modifican, lo deterioran y violentan, pero ese será tema de otro texto. 

¿Tendrá la belleza la función de hacernos atractivos para el sexo opuesto y fomentar la propagación de la especie? Todo en la naturaleza apunta a que esto es cierto. Cada especie animal y vegetal tiene sus formas de atraer los medios para su reproducción. Se han hecho estudios en donde afirman que los humanos asociamos la belleza con simetría pues eso nos proporciona un indicador de ausencia de enfermedad y por ende una más alta probabilidad  de sobrevivencia para nuestros descendientes.   Sin embargo, en la especie humana nuestras tendencias se complejizan.  Nuestras preferencias se ven influidas por diversas asociaciones, aprendizajes y ajustes que vamos construyendo a través de nuestra vida. Estas preferencias incluyen todas las esferas, desde la apariencia, el olor, la forma de vestir, las características corporales, la postura, la profesión, la ideología política, etc.   "El gusto se divide en géneros". Tanto mujeres como hombres tenemos preferencia por distintas características, las cuales varían de persona a persona y de cultura en cultura. Nos gustan altos, flacos, fuertes, chaparros, llenitos, sonrientes, serios, güeros, morenos, greñudos, calvos, formales, fachosos, bohemios, trajeados, con barba, sin barba. También altas, llenitas, bajas, con pechos, sin pechos, con mucha pompa, con poca pompa, atléticas, con curvas, pelo largo, pelo corto, sin maquillaje, con maquillaje, rubias, morenas, pelirrojas, arregladas, casuales, intelectuales, creativas, ordenadas, etc. En realidad no hay una norma, lo atractivo para unos es neutral o desdeñable para otros. ¡Bendita sea la diversidad de formas y de gustos y la riqueza que se deriva de este encuentro! 

Hasta ahora saco como conclusión lo siguiente: La Belleza no es una cualidad únicamente externa, se irradia de adentro hacia afuera y tiene que ver con la plenitud de nuestro mundo interno y nuestra aceptación de quienes somos. Tiene que ver con plantarnos y decir: “Esta soy yo y esto es lo que tengo para dar” Esta cualidad es única en cada persona y eso es lo que enriquece el mundo y la vida. La Belleza es una cualidad personal y por lo tanto es diversa. Ser quienes somos nos hace bellos y somos bellos al ser quienes somos. Podemos dejar de lado la creencia de que para ser bellos hay que imitar un patrón y que para amoldarnos a éste es preciso sacrificarnos, esforzarnos y malpasarla. Por eso son necesarios movimientos como el de Endangered Bodies (Cuerpos en Peligro en México y AnyBody Argentina en la Argentina) que nos ayuden a rescatar el derecho que todos tenemos a nuestra sentir nuestra belleza. 

La Belleza está en ti. ¿Puedes sentirla?

Artículo originalmente publicado en el blog de Razones de Peso. Re-publicado aquí con permiso. 

La imagen por Peter Forret via Flickr

Do you like this post?
Firma nuestra peticion Bajate la guia en PDF