Alimentación: incentivando la intuición y no la obsesión

Tapa.jpg

Por Jo Harrison, activista de AnyBody/Endangered Bodies UK

Traducido por Jesica Formosa, activista de AnyBody Argentina

Nos hemos dado cuenta con nuestra campaña de “Abandona la Dieta” [“Ditching Dieting” en inglés] de que abandonar algo que siempre has hecho, incluso cuando no está funcionando, da miedo. Entonces ¿qué puedes hacer? ¿Cómo confiar en ti misma/o alrededor de la comida sin un plan, sin una estructura de puntos, sin reemplazo de comidas o recetas especiales? Se nos lleva a creer que no podemos lograrlo por nuestra cuenta y en base a este mito se generan enormes ganancias.

Si andas por ahí, viviendo tu vida y escuchando a tus propios deseos – comiendo cuando tienes hambre, deteniéndote cuando estás llena/o, comiendo exactamente lo que necesitas y quieres en ese momento – entonces no deberías sentir que tu salud está amenazada por encontrarte en la casilla de “obeso” de la defectuosa tabla del IMC (Índice de Masa Corporal).

Sin embargo, este tipo de alimentación intuitiva se vuelve cada vez más difícil con la avalancha de métodos existentes que buscan hacer dinero de tu cuerpo: la industria de la dieta asegura ofrecer consuelo, apoyo y soluciones para hacer de tu mundo un lugar feliz, más sano. Es completamente entendible que muchas personas opten por hacer dieta cuando se encuentran esclavas de la ansiedad acerca de sus cuerpos, algo exacerbado por las imágenes en los medios de comunicación, las revistas de chimentos y la distribución de noticias online, donde los cuerpos (especialmente el de las mujeres) son diseccionados cotidianamente como entretenimiento. 

Para ayudar a las personas que están haciendo dieta y ya están hartos de ella o se han rendido y no saben a qué recurrir o para aquellos que están considerando empezarla, hemos creado una guía de alimentación intuitiva que es gratuita y se puede descargar abajo.

Se basa en el libro de la Dra. Susie Orbach “Come lo que te pide el cuerpo” y da consejos básicos para entender la alimentación intuitiva y cómo puede funcionar para ti. El libro completo es genial pero no es práctico para llevar a todos lados, por lo que esta guía ha sido diseñada (con instrucciones) para poder convertirla en un pequeño folleto del tamaño de una tarjeta de crédito para que entre en uno de los bolsillos de tu billetera. 

La alimentación intuitiva no es fácil y lleva tiempo, pero funciona para muchos como una forma de librarse de la ansiedad que le genera la comida y para tener respuestas saludables a los diferentes “apetitos”, ya que suele confundirse el hambre con otros sentimientos como el aburrimiento o la soledad y la comida no calma estos por mucho tiempo.

Quizás parezca difícil probar esta propuesta por tu cuenta. Tal vez puedes hacerlo con otros ya que una de las mejores cosas acerca de los grupos de dieta es el apoyo mutuo que se consigue de los otros miembros. Esto no tiene que costarte un centavo: puedes juntarte con amigos a discutir cómo te está yendo, los avances y dificultades, ¡igual que un grupo de dieta común, excepto que puedes deshacerte de las balanzas!  

Finalmente, existen ideas erróneas acerca del concepto de comer lo que quieras en relación a este tipo de aproximaciones libre de dietas. Sobre todo en el contexto de la salud pública y “la crisis de obesidad”. Hay quienes han criticado la irresponsabilidad de incentivar a personas clasificadas con la etiqueta de “obesidad mórbida” a comer “lo que quieran”. La alimentación intuitiva no es un pase libre para llenarte de comida chatarra tanto como puedas, o en otras palabras, darte atracones. Se trata de desarrollar una nueva relación con la comida y con tu cuerpo.

Esta noción errónea está enraizada en el hecho de que no hay comidas prohibidas cuando practicas una alimentación intuitiva, por lo que en las primeras etapas los cuerpos de algunas personas pueden pedir más de esos alimentos considerados “malos” que previamente se habían prohibido. Con el tiempo y la práctica esos alimentos “malos” pierden su poder, de forma que una barra de chocolate y una zanahoria pueden llegar a tener el mismo atractivo. La alimentación intuitiva tiene que ver con distinguir entre nuestras diferentes apetitos y descubrir qué es lo que tu cuerpo realmente necesita, sintonizando los mensajes que recibimos naturalmente.

Originalmente publicado en el blog de AnyBody; traducido y compartido con permiso.

Bajar el Guía de Alimentación Intuitiva aquí.

Do you like this post?
Firma nuestra peticion Bajate la guia en PDF